Un audífono para cada necesidad

Retroauriculares

Gran nitidez
Retroauriculares

Colocados detrás del pabellón auditivo, son muy potentes y fáciles de usar con gran nitidez de sonido, opción de muchos colores y pueden ir con tubo fino o más grueso según el molde al que van conectados.

Intracanales y CIC

Pequeños pero matones
Intracanales y CIC

Colocados dentro del canal auditivo son muy pequeños y hechos totalmente a medida, muy estéticos, utilizan una pila muy pequeña.

RITE

Grandes prestaciones
RITE

Con tubito muy fino y auricular en el canal, son lo último del mercado, se caracterizan por sus grandes prestaciones, conectividad, eficiencia y gran discreción, prácticamente no se ven por su colación estratégica detrás del pabellón. Se pueden elegir en muchos colores, discretos o alegres y llamativos.

¿Cómo elijo un audífono?

A tu medida
¿Cómo elijo un audífono?

Debe pensar en un audífono casi como en un ordenador personal que se hace a medida de sus necesidades, que es único, nadie más puede usar, se programa sólo para usted y lleva un potente chip tecnológico con muchas prestaciones que no se ven a la vista y que este chip debe ser metido en un reducto minúsculo que debe ser aislado de factores como humedad, cera, agua, polvo, etc.

Características
¿Qué lleva este chip dentro?

Le resumimos muy brevemente algunos términos que los profesionales solemos hacer referencia sobre sus audífonos y que sabemos crean dudas al usuario: La tecnología analógica prácticamente ha desaparecido y son los audífonos digitales los que imperan en todas las adaptaciones porque han conseguido poder adaptarse a todas las necesidades y tipos de pérdida que se presenten.

En una visita a su audioprotesista de Audiogram se le realizará siempre una audiometría que a groso modo nos indicará en qué frecuencias tiene usted su pérdida, por lo general, la mayoría de las personas presentan un tipo de pérdida en unas frecuencias, por ejemplo en la de los tonos altos o agudos y diferente en la de los tonos bajos y graves, o al revés, es decir, no tienen generalmente un patrón plano, así se entiende que usted oiga mejor determinados sonidos y en otros sufra mucho para poder alcanzarlos.

El funcionamiento de un audífono digital es muy diferente a los audífonos analógicos. Podemos destacar que en esta tecnología existe la posibilidad de poder programar los audífonos en las diferentes zonas frecuenciales.

En los audífonos digitales la ganancia no es lineal, se amplifican sonidos suaves y se comprimen los fuertes mediante compresores y reductores de ruidos.

Dicho de modo sencillo: se puede actuar en unas frecuencias reduciendo la entrada de algunos sonidos, pero ampliándolo en otras partes y no de forma lineal y constante como en los analógicos.

Calidad de un audífono digital

Ante todo hay tres cosas que debe tener en cuenta en su audífono: La calidad de su procesador: todos sabemos lo que es tener un ordenador lento o navegar por internet lentamente o tener un coche sin apenas fuerza para los adelantamientos. Esto es vital. Un audífono debe tener un procesador rápido y eficaz que maneje toda la información acústica de forma notable.

La calidad de su auricular y micrófono: estas dos partes le darán una calidad y nitidez a su audición imprescindible. No es de recibo que un audífono suene mal o poco claro.

La calidad y número de prestaciones: Un audífono puede tener muchas prestaciones pero si es lento en sus respuestas a la sonoridad o tiene calidades mediocres en los micrófonos, auriculares o carcasas no podemos decir que sea un buen audífono.

Canales y bandas

Los canales y bandas permiten dividir las diferentes zonas frecuenciales en “zonas comunes” y agruparlas en zonas de intervención del procesamiento de la señal sonora., es decir, en el canal de frecuencias graves un reductor de ruido trabajaría de diferente forma que en el canal de las frecuencias agudas y así cada opción que tenga el audífono.

Además dentro de estos canales aún podríamos ajustar más, segmentando bandas que actúan sobre puntos más específicos. Todo esto permite un ajuste fino y óptimo del audífono según las necesidades requeridas en cada pérdida auditiva.

En nuestra opinión podemos aconsejar que los rangos de un buen audífono en cuanto al número de canales se refiere, deberían estar entre 4 y 20 canales.

Menos de 4 canales son pocas las opciones de trabajar selectiva y cómodamente en la reducción de ruidos, y por encima de 20 canales tampoco tiene mucho sentido tanta fragmentación.

Algunos fabricantes presentan audífonos con lo más último en cuanto a prestaciones que trabajan en lo que llaman zona free channel en la cual no fragmentan las zonas sonoras y también dan un excelente resultado. Estos audífonos trabajan mediante sofisticados sistemas de algoritmos que comprimen, cortan y actúan de forma ultra rápida analizando constantemente en qué zona deben actuar sin cortar la zona frecuencial.

Reductores de ruido

Los reductores permiten menguar los ruidos ambientales independientemente y de forma separada de la voz. Pueden llegar a disminuir los ruidos entre unos 5 y 20 dB., pero no incidiendo en las frecuencias de voz que quedarían intactas. La función de reducción de ruido sin reducción de captación de voz estará potenciada por la direccionalidad de los micrófonos que según se posicionen permitirán la mejor captación de las palabras.

Los micrófonos direccionales: Según la programación de los audífonos, los micrófonos pueden recoger sonido en un ángulo de 360º, 180º o focalizarse dirigiéndose a la fuente sonora de voz. Esto contribuye a la detección de la palabra para mejorar la inteligibilidad dejando más bajos los ruidos ambientales. Si una persona trabaja en sitios muy ruidosos en que debe centrarse en las conversaciones deberemos tener muy en cuenta la direccionalidad y elegir la más acertada pues hay varias opciones que se activan o desactivan en sus audífonos.

Programas/Conectividad

Los audífonos suelen venir con la opción de programas, cada programa es como si usted tuviera un audífono diferente para cada situación de su vida diaria. No es lo mismo estar en la calle que estar en una biblioteca o en el cine y sus necesidades y gustos personales pueden adaptarse para todas estas situaciones.

Nosotros recomendamos que un audífono tenga como mínimo 2 programas: uno para situaciones más silenciosas como estar en casa y el segundo para situaciones como estar en la calle, pero un buen audífono le propondrá más de dos y usted decidirá cómo le adaptamos la programación a los programas que usted elija. Por ejemplo restaurante, consulta médica, colegio, calle, teatro, cine, etc. Y pulsando un pequeño pulsador o con un mando podrá cambiar a sus programas preferidos.

Para la gente que no quiere complicarse con cambios de programa se le selecciona uno muy general que abarque muchas situaciones y ya no tiene que tocar nada.

El programa de bobina inductiva suele usarse para oír más nítidamente el habla por teléfono o se activa en lugares que ya disponen de zonas especiales para usuarios de audífonos como muchos teatros y salas de conferencia.

Hoy por hoy lo más indicado es escoger audífonos con programas para CONECTIVIDAD “el futuro ha llegado a los audífonos“ (mire en nuestro apartado dedicado a este tema) que le harán oír con un sonido nítido y envolvente vía bluetooth o wireless los sonidos de la TV, móviles, radio, equipos musicales, etc. Como si estuviera utilizando los mejores equipos “dolby sistem sound “.

Continuamente se están añadiendo muchísimas más prestaciones y mejoras notables en los algoritmos y automatismos en las diferentes opciones de cada modelo, nuevos términos aparecen: reductores de distorsión armónica, winguards, enfocadores de sonido, zooms selectivos, controladores de sonoridad, del viento, bobinas inductivas de diferentes tipos, opciones de conectividad, etc. Y así infinitas nuevas opciones que permitirán acertar en el audífono más recomendado para cada caso.

Para trabajar en estos canales y bandas, activar o desactivar controles, micrófonos y todas las demás prestaciones de los circuitos, el audioprotesista se vale de programas muy desarrollados de software que el profesional conoce bien y en función de la audiometría del paciente, es decir de la curva auditiva que presente, de la intensidad de la pérdida y de las necesidades específicas de cada usuario que presenta en su vida cotidiana irá programando de forma personalizada cada audífono a cada caso.

Importante

Hay que recalcar que no por mayor cantidad de prestaciones tecnológicas de un audífono, mayor será la rapidez y calidad de adaptación en todas las personas.

Debemos tener claro que el número de prestaciones debe decidirse según el tipo de vida que tenga el usuario en cuestión y sus necesidades auditivas requeridas así como por la morfología de su oído, localización y grado de la pérdida auditiva.

También la calidad de movimientos en la manipulación y grado de dependencia es importante. Una persona con artritis reumatoide en los dedos difícilmente podrá manejar dispositivos con baterías muy pequeñas.

Además llevar encendidas todas las prestaciones sin tener necesidad de ellas le provocará un consumo excesivo de batería.

Prestaciones

¿Sabremos cómo usar tantas prestaciones?

Definitivamente SÍ

Usted no tiene que manipular ninguna prestación.

Si lo desea, el audífono actuará sólo, de forma automática adaptándose a cada entorno en que se mueva gracias a la programación que le habremos preparado específicamente para usted en Audiogram. NO TENDRÁ QUE TOCAR NADA.

Pero si lo desea tendrá opción a tener un pequeño botón o pulsador en activo que podrá manipular a su gusto para cambiar de programa o aumentar y disminuir su volumen o para conectarse directamente con su móvil, TV o aparato musical.

Si el botón le es incómodo podemos sustituirlo por un pequeño mando a distancia del tamaño de una caja de cerillas y de facilísimo manejo que puede llevar en su bolsillo.

Un audífono está pensado para mejorar su calidad de vida no para complicarla

Ultimo consejo: desconfíe de audífonos low cost, probablemente a larga saldrá perdiendo porque si un audífono es muy económico en algunas de sus partes esenciales se está mermando la calidad.


También aconsejamos utilizar pilas de gran calidad y buena marca, las pilas si son de baja gama no logran potenciar todo lo que le ofrece su audífono y aunque sean baratas tendrá que cambiarlas más a menudo.


Copyrights ©2015: Audiogram Audífonos - mapa web - Design by Clicktotravel